En este momento estás viendo Los 15 mejores consejos de estilo para mujeres

Los 15 mejores consejos de estilo para mujeres

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Consejos

Las mujeres tenemos tanto que hacer, entre las exigencias de la maternidad y las limitaciones de tiempo de nuestras carreras, que vestirnos de forma que nos sintamos seguras y con estilo parece un objetivo inalcanzable. Pero no lo es.

¿Te has dado cuenta de que hay algunas mujeres que tienen una cualidad constante que les hace sentir sin esfuerzo y perfectamente pulidas? Tienes la impresión de que su forma de vestir es natural, y lo que a ti te parece imposible parece una habilidad innata que poseen.

La verdad es que para estas mujeres, la moda tiene mucho menos que ver con un talento oculto y se basa mucho más en saber lo que les funciona y en seguir unos cuantos principios rectores. Construyen una estrategia para su estilo personal, de modo que la mayoría de las conjeturas se eliminan desde el principio y vestirse por la mañana es un juego de niños.

Si quieres aprender a ir más elegante y arreglada sin tener que invertir en un armario completamente nuevo, el secreto se encuentra en unas cuantas reglas clave.

Desplácese hacia abajo para ver los 15 mejores consejos de estilo para mujeres que funcionan independientemente de su tamaño, presupuesto o estética, que le ayudarán a automatizar su guardarropa y eliminar la confusión de qué ponerse.

1. DETERMINA CÓMO QUIERES APARECER EN EL MUNDO

El primer paso para establecer tu sentido del estilo es construir tu mensaje. Piensa en esto como tu marca personal: un paquete externo que muestra al mundo exactamente quién eres por dentro y destaca tus cualidades más fuertes.

Empiece por preguntarse cómo le gustaría que le percibieran las personas con las que se relaciona. Elija palabras que describan una imagen mental vívida de la forma en que quiere representarse a sí mismo. Adjetivos como poderoso, compasivo, sofisticado e inteligente proporcionan una medida para evaluar su imagen, por lo que es importante ser lo más claro y conciso posible. Cuando comenzamos el proceso de estilismo personal con un nuevo cliente, este es el paso inicial con el que empezamos. Antes de saber cómo será su ropa, tiene que tener claro su mensaje.

Ten en cuenta que siempre estás impulsando tu narrativa personal, seas o no consciente de ello. ¿Qué quieres que diga tu estilo?

2. SER AUTÉNTICA

La ropa que llevas es una extensión de lo que eres. Debe reforzar tu imagen y ser una expresión de tu verdadero yo, así que no la fuerces. Esto significa que no debes meter los pies en tacones de aguja de 15 centímetros que requieran un masaje de pies de una hora de duración al final de la jornada laboral si te sientes más cómoda con zapatos planos, o llevar las últimas tendencias sólo porque todas tus amigas lo hacen. Usa ropa que te haga sentir como tú.

Si no estás segura de cómo te sientes con algo, haz la prueba de autenticidad haciéndote 3 sencillas preguntas:

  • ¿Me siento cómoda con la prenda o me la voy a ajustar constantemente?
  • ¿Me reconozco en el espejo o estoy intentando ser alguien que no soy?
  • ¿Esta ropa me produce alegría y me entusiasma llevarla?

Si la respuesta a las tres preguntas es afirmativa, puedes seguir adelante. Si no, busca otra opción.

3. NO PRIORICES LA MODA SOBRE LA COMODIDAD

Cuando se trata de consejos de estilo para las mujeres, éste es innegociable.

Si tienes que elegir entre estilo y comodidad, opta siempre por lo que te haga sentir mejor. Cuando te sientes incómodo o restringido de alguna manera, no eres capaz de exudar poder. El viejo adagio de que la belleza es el dolor no es una realidad a la que debamos atenernos.

Como mujeres, hacemos malabares con nuestras ocupadas carreras además de la crianza de los hijos y la vida familiar. Lo último que debe preocuparnos es pasar una jornada laboral de 8 horas con un vestido que nos chupa la vida o unos vaqueros que nos limitan demasiado. Siempre hay una opción alternativa, igual de elegante, que podemos encontrar.

4. IDENTIFIQUE SU INSPIRACIÓN

Estudiar el trabajo de quienes ya dominan una habilidad es un punto de partida útil para aprender algo nuevo. Cuando empieces a determinar el marco de tu sentido del estilo, te será útil inspirarte en personas que encajen en tu molde.

Ya sean famosos, políticos, personajes de la televisión o compañeros de trabajo, haz una lista de las personas que consideras que van siempre bien vestidas. Tener claro a quiénes admiras te ayuda a identificar mejor cuáles son tus preferencias mientras construyes un estilo personal único.

Este ejercicio puede resultar difícil. Como seres de costumbres, es un reto imaginarnos vistiendo algo distinto a lo que estamos acostumbrados. Por el momento, ignora la duda natural de salir de tu zona de confort y céntrate en lo que te atrae.

5. CONSTRUIR UNA GUÍA DE ESTILO VISUAL

Crea una colección de imágenes que reflejen tu sentido del estilo deseado: busca conjuntos que te gustaría probar, iconos que encarnen tu estética y cualquier otra cosa que puedas usar como referencia para ayudar a construir tu marca personal.

Pinterest es una gran plataforma para recopilar ideas. Su algoritmo es rápido para aprender tus preferencias y hacer recomendaciones personalizadas. Si necesitas un punto de partida, nuestra tienda online de ropa para mujer tiene un montón de inspiración de conjuntos para ponerte en marcha.

También puedes guardar las imágenes en una carpeta designada en tu teléfono, o recortar fotos de revistas y crear un tablero de ideas físico.

La recopilación de fotos te permite ver cómo son tus preferencias en su conjunto e identificar fácilmente los patrones de tu gusto. Este marco visual te servirá de guía de estilo mientras empiezas a confeccionar tus conjuntos y a decidir qué vas a ponerte.

6. EVALUAR LO QUE SE POSEE Y DESPRENDERSE DE LO QUE NO CORRESPONDE

Tener clara la imagen que te estás creando te ayudará a evaluar lo que hay en tu armario con honestidad y objetividad. Lo más probable es que lleves lo mismo desde hace años, no porque lo hayas elegido estratégicamente sino porque te resultaba familiar. Es hora de ser más metódico con lo que llevas puesto.

Revisa tu vestuario actual pieza por pieza, para determinar si cada artículo encaja con el estilo que planeas conseguir. Comprométete a desprenderte de todo lo que no encaje. Aferrarse a la ropa por apego sentimental sólo le garantizará repetir viejos patrones. Quédate con las prendas que se ajustan a tus objetivos y deshazte del resto.

7. DA UNA SEGUNDA VIDA A TU ROPA

La ropa es un regalo que se sigue dando, y lo que ya no le sirve a usted seguramente le servirá a otra persona. Consulta a tus familiares y amigos para ver quién puede necesitar un refresco de ropa. Las empresas como Goodwill y el Ejército de Salvación son lugares de entrega de donaciones fáciles, y también puedes buscar en las organizaciones no lucrativas locales que se asocian con la comunidad de personas sin hogar. Nosotros donamos la ropa no deseada de nuestros clientes a organizaciones como Chrysalis y Dress For Success, que son dos opciones fantásticas para dar ropa a personas necesitadas que están trabajando para reincorporarse al mercado laboral.

8. UTILIZAR PERCHAS PARA VER QUÉ PRENDAS NO SE PONEN

Después de haber hecho una edición importante, querrás seguir vigilando todo lo que has guardado por si te quedas con algo que no se usa. Para ver qué prendas no te pones nunca, haz la prueba de la percha. Empieza por girar todas las perchas de tu armario con el gancho hacia ti, al contrario de lo que harías normalmente. A medida que vayas usando las prendas, vuelve a colgarlas con el gancho en dirección contraria a la habitual.

Establece un plazo para volver a evaluar lo que has usado, generalmente de 6 meses a 1 año, tomando nota de todo lo que aún cuelga de la manera original. Estos pueden ser donados o vendidos, ya que es muy poco probable que los vuelvas a usar y están ocupando un valioso espacio en tu armario.

9. PROBAR EL MÉTODO “UNO ENTRA, UNO SALE”.

Ahora tienes un armario organizado y listo para mostrar tu estilo actualizado. Para mantenerlo así, tendrás que ser disciplinado. Recuerda que el objetivo de un armario renovado es mantener una selección de ropa que uses de forma constante, que te haga sentir tu yo más seguro. A medida que avance el tiempo, pon en marcha sistemas que te impidan acumular en exceso. Una buena forma de hacerlo es mantener tu organización eliminando una prenda cada vez que añadas algo. Si te compras un nuevo par de vaqueros, un par debe desaparecer. Todo necesita un propósito dentro de tu armario para que sepas que está ahí y no lo pierdas entre el desorden.

10. COMPRA TU FORMA

Conocer la forma de tu cuerpo es una pieza clave para conseguir un gran sentido del estilo personal. Cuando sabes qué cortes y siluetas se adaptan mejor a tu cuerpo, eliminas gran parte de la confusión sobre qué ponerte y un armario lleno de prendas que no se usan.

Uno de los mejores consejos de estilo para las mujeres es aprender a dominar el equilibrio. Si tienes más peso en la parte inferior, el truco consiste en compensarlo añadiendo más volumen a la parte superior (piensa en hombros estructurados, chaquetas con bolsillos en el pecho). Si tu busto o tus hombros son más grandes, entonces engaña al ojo para que cree un equilibrio visual aumentando el peso en tu mitad inferior (por ejemplo, falda de línea A, pantalones de pierna ancha).

Las mujeres que se visten con soltura saben exactamente lo que favorece a su cuerpo y lo que deben evitar, realzando siempre sus mejores bazas. Si no estás segura de tu forma, investiga un poco sobre los tipos de cuerpo femenino más comunes para que puedas identificar fácilmente a qué categoría perteneces.

Lo más importante a la hora de desarrollar tu estilo es elegir ropa con la que te sientas bien, y no hay nada que siente mejor que llevar ropa que realce tu cuerpo.

11. INVIERTE LO QUE PUEDAS PAGAR EN PRODUCTOS BÁSICOS DE BUENA CALIDAD

Las mujeres con gran estilo saben que gastar un poco más de dinero en los básicos del armario significa que siempre tendrán acceso a piezas de buena calidad que resisten el paso del tiempo. Los básicos son artículos que deben estar en el armario de toda mujer y que pueden llevar en una gran variedad de entornos. Se trata de tener menos y sacar más partido a lo que se tiene.

Te sugerimos que inviertas todo lo que puedas en vaqueros neutros y opciones holgadas, abrigos versátiles, camisas blancas clásicas con botones, vestidos entallados, blazers estructurados, bolsos de piel clásicos y calzado básico. Estas piezas se usarán una y otra vez, lo que hace que merezca la pena la inversión.

Aunque es posible que tenga que gastar un poco más por adelantado para compensar la mejor calidad, sustituirá sus prendas básicas con mucha menos frecuencia que si comprara versiones más baratas y de moda rápida. En definitiva, comprará con menos frecuencia y se ahorrará el dinero que hubiera gastado en compras repetidas.

12. CREAR UN ARMARIO CÁPSULA

Un armario cápsula es la intersección entre la moda y la funcionalidad, donde todo lo que hay en tu armario puede mezclarse y combinarse con facilidad y tiene un tema cohesivo. Piensa en él como en tu propio uniforme personal en el sentido de que todo funciona en conjunto sentando las bases de tu estilo personal. Cuando tienes un armario cápsula, vestirte por la mañana es mucho más fácil. Todo va a juego, por lo que no hay que adivinar nada de lo que se va a vestir.

A medida que editas tu armario actual y empiezas a comprar nuevas piezas, el objetivo final es tener una colección de artículos afines. La importancia de la metodología del armario cápsula no es conseguir un número determinado de prendas en tu armario, sino un marco para vestir que hace que el día a día sea mucho más sencillo.

13. NO TE CENTRES EN LAS MODAS

Las modas o tendencias son los artículos que ganan la atención de la noche a la mañana pero que tienen poco poder de permanencia. Una regla de estilo clave es saber no perder demasiado tiempo centrándose en estas piezas, gastando dinero en algo que no será relevante durante mucho tiempo. Aunque siempre sugerimos comprar algo si realmente no puedes dejar de pensar en ello, asegúrate de mantener estas compras al mínimo y centrarte en los clásicos. Establecer tu sentido del estilo significa no distraerse demasiado con las tendencias para no tener que actualizar continuamente tu armario. Si has construido tu armario cápsula con éxito, deberías tener todo lo que necesitas para perfeccionar tu look diario.

14. USAR ROPA QUE TE QUEDE BIEN

El ajuste es lo más importante cuando se trata de un gran estilo. ¿Por qué? Porque llevar ropa que nos quede bien, resalta nuestros activos, favorece nuestro tipo de cuerpo y, lo más importante, nos hace sentir bien. La ropa bonita no tiene cabida en nuestros armarios si no cuelga, no se amolda a la forma de nuestro cuerpo.

En lo que respecta al ajuste, las prendas que elegimos para vestirnos deben crear una forma clara y dejar espacio para respirar sin parecer voluminosas. Si son demasiado grandes, acaban haciéndonos parecer descuidados y desproporcionados, y si son demasiado pequeños, se cortan en los lugares equivocados. El ajuste adecuado es la manera de conseguir un estilo sin esfuerzo y de sentirnos cómodos con la ropa que llevamos.

No te pongas una talla menos sólo porque el número te haga sentir mejor, ni una talla más porque creas que oculta las zonas problemáticas. La ropa que te queda bien siempre es la más bonita.

15. EXPERIMENTAR Y EXPLORAR

La construcción de tu imagen no se produce de forma instantánea, así que date permiso para jugar y explorar. Crear un sentido del estilo es un proceso de prueba y error diseñado para ayudarte a descubrir lo que te hace sentir la mejor versión de ti mismo. Utiliza lo que tienes en tu armario para experimentar con nuevas combinaciones de ropa. Ve a la tienda y pruébate siluetas con las que nunca has visto tu cuerpo. Cuando sales de tu zona de confort, descubres nuevas posibilidades para ti.

Cuando tienes claro tu sentido único del estilo personal y has creado un armario que refleja tu mensaje, vestirte ya no te resulta abrumador. Es un paso en tu rutina matutina que te prepara para actuar desde un lugar de poder.

Llevar ropa que te haga sentir bien, enciende tu confianza en ti mismo y te impulsa a rendir a un nivel superior. Cuando te sientes bien, no sólo tienes más autoridad ante los demás, sino que tienes más confianza en ti mismo. Asume más riesgos, reclama más atención, pide lo que quiere y se esfuerza por ser mejor. El estilo es mucho más que ropa bonita y tendencias de diseño. Es una de las muchas herramientas que tenemos a nuestra disposición para ayudarnos a aparecer en el mundo como la mejor versión de nosotros mismos.

¿Cuál es el mejor consejo de estilo para las mujeres? Diviértete con el proceso de la moda, hazlo tuyo y ve lo que es posible para ti. Recuerda que es un trabajo en curso y que siempre estás evolucionando.